¿QUÉ ES LA PRESIÓN ARTERIAL?

Está relacionada con el funcionamiento del corazón por un lado y la circulación sanguínea por el otro; entonces, la presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes arteriales, al ser bombeada por el corazón. El sistema nervioso central también cumple un rol importante a la hora de mantener la presión dentro de los límites normales.
El aumento de la presión se manifiesta a través de las enfermedades que van desde un simple dolor de cabeza hasta el infarto. Por eso es fundamental controlarla en forma habitual para detectar variaciones que, de determinarse a tiempo, puede evitar males mayores.
El sistema nervioso regula en gran parte la presión arterial, por ello es que, frente a emociones fuertes, nerviosismo extremo, situaciones estresantes; nuestro organismo reacciona elevando la presión arterial, y es en estos casos que ocurre el denominado “pico de presión”, que muchas veces trae consecuencias sumamente graves (ya que uno de los órganos más afectados es el cerebro). De modo de evitar este tipo de situaciones preserva la presión dentro de los límites normales.

hi1
cora

¿POR QUÉ AUMENTA?

Factores que conducen a un aumento de la presión:
  • Estrés
  • Obesidad
  • Enfermedades Cardiovasculares
  • Diabetes
  • Enfermedades Endocrinológicas
  • Enfermedades del Sistema Nervioso Central

¿CÓMO EVITARLA?

Algunas pautas a seguir para evitar complicaciones en aquellas personas con presión elevada:

Dieta

Concientizarnos a la hora de condimentar los alimentos, reduciendo al mínimo indispensable la cantidad de SAL que consumimos.
En caso de que ya exista una alteración de la presión ya detectada: evitarla. Existen productos elaborados SIN SODIO (que es el componente más peligroso de la Sal de mesa), que pueden reemplazarla.

Hábitos

Alejarse de los malos hábitos, tanto el tabaco como el alcohol son nocivos para la salud y afectan en forma directa a la presión provocando su aumento gradual por diversos mecanismos.evitarla. Existen productos elaborados SIN SODIO (que es el componente más peligroso de la Sal de mesa), que pueden reemplazarla.

Peso

Mantenerse dentro del peso “ideal” acorde a nuestra talla, edad y sexo.Existen productos elaborados SIN SODIO (que es el componente más peligroso de la Sal de mesa), que pueden reemplazarla.

Ejercicios físicos

Un poco cada día ayuda a mantener el cuerpo en forma y saludable, su presión: agradecida.

Control Médico

Debe hacerse periódicamente y en todos los casos debe medirse la presión arterial, esto permitirá detectar cualquier variación que aparezca.

MEDICACIÓN

Una vez detectada una alteración en la presión es fundamental seguir al pie de la letra las indicaciones médicas y tomar los medicamentos en la forma en que el profesional lo paute, de modo de estabilizarla lo antes posible, ya que el aumento de la presión es el punto de partida de numerosas afecciones cardiovasculares.
Inclusive (una vez controlada, y si así el médico lo indicase), debe continuarse con el tratamiento y nunca interrumpirlo sin el consentimiento de un profesional.

Pautas Alimenticias

1. Disminuir el consumo de sal y grasas: moderar el consumo de embutidos, carnes grasas, frituras, quesos. Consumir en forma habitual verduras, pescados y frutas.
2. Realizar periódicamente (y en función de las indicaciones médicas) un análisis de las grasas corporales: COLESTEROL TOTAL, HDL, LDL, TRIGLICERIDOS).

Control de nuestro cuerpo

1. Ejercicio: no es necesario ir al gimnasio, ni una serie de ejercicios físicos agotadores; una simple rutina de caminata frecuente basta para la prevención de afectaciones cardíacas.
2. Peso: las grasas, la hipertensión, la diabetes; son importante enemigos de nuestro corazón. El exceso de peso favorece su aparición. Por ello es fundamental una dieta equilibrada y evitar el sedentarismo.

CONTROLARNOS LA PRESIÓN PERIÓDICAMENTE ES LA MEJOR FORMA DE CUIDARNOS Y DE TOMAR MEDIDAS PARA MANTENERNOS Y PRESERVAR NUESTRA SALUD.