CÁNCER DE PRÓSTATA

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino del tamaño de una nuez, situada alrededor del cuello vesical y parte de la uretra, por delante del recto.

Cuando esta glándula se agranda presiona sobre la vejiga y la uretra impidiendo la salida normal de la orina.

El cáncer de próstata es la forma más común de cáncer en los hombres y la segunda causa de muerte después del cáncer de pulmón.

Aproximadamente el 70% de todos los casos de cáncer de próstata diagnosticados ocurrieron en hombres a partir de los 65 años de edad.

En los últimos 20 años, la tasa de supervivencia del cáncer de próstata ha aumentado de 67 a 97%.

¿PUEDE PREVENIRSE?

Aún se encuentran en estudio las causas que determinan la aparición del cáncer de próstata y si éste se puede evitar.

Todavía no hay acuerdo en cuanto a los factores que pueden tener influencia, positiva o negativa, en el riesgo que enfrentan los hombres de contraer esta enfermedad.

Algunos de los factores objeto de estudio son:
  • La probabilidad de tener cáncer de próstata aumenta considerablemente a partir de los 50 años. Más del 80% se diagnostica a hombres mayores de 65 años.
  • El uso de suplementos herbarios.
  • Dietas con alto contenido de grasa o bajo contenido de frutas y vegetales.
  • Vida sedentaria
  • Alteraciones genéticas: en familias en las que uno de sus miembros, como el padre o un hermano han tenido cáncer de próstata, está aumentado el riesgo, en otro miembro de sufrir esta enfermedad.
  • El consumo de vitamina E o selenio.
  • Ciertas enfermedades infecciosas.
  • Las características hormonales de los hombres: la testosterona (hormona masculina) en un principio acelera el crecimiento del cáncer de próstata.

¿CUÁNDO SE DEBE CONSULTAR?

  • Necesidad de orinar frecuentemente y, sobre todo, por la noche.
  • Dificultad para comenzar la micción o detenerla.
  • Incapacidad para orinar
  • Interrupción del flujo de orina, débil o fino.
  • Micción dolorosa o sensación de quemazón
  • Dificultad para tener una erección
  • Eyaculación dolorosa
  • Sangre en orina o semen
  • Dolor frecuente o sensación de tensión en la parte inferior del abdomen, en caderas, o en la parte superior de los muslos.

PUEDEN COMPLEMENTARSE LOS ESTUDIOS CON:

Ecografía Transrectal:

en la cual se utilizan ondas sonoras para crear una imagen de la próstata en un monitor. Con esta prueba puede visualizarse cualquier alteración. Es muy útil para aquellos tipos de tumores que se presentan en zonas que pueden palparse. No es dolorosa.

Se recomienda su uso cuando se ha visto alguna anomalía con las anteriores pruebas.

Si se observa alguna anomalía se localiza el tumor exactamente para guiar la aguja para la toma de una biopsia.

Las muestras de tejidos obtenidas son analizadas al microscopio. Es el método principal para confirmar el diagnóstico de cáncer.

¿SE PUEDE DIAGNOSTICAR PRECOZMENTE?

í, el control una vez al año en los varones mayores de 50 años es la mejor forma de diagnosticar precozmente las enfermedades de la próstata.

Aquellas personas con factores de riesgo deberán comenzar los controles más precozmente.

Las dos pruebas más comunes utilizadas por los médicos para detectar el cáncer de próstata son:
  • El examen digital rectal: consiste en el examen del recto con un dedo enguantado en busca de alguna anomalía de la glándula prostática. Es un método indoloro y que brinda al médico una rápida información.
  • La prueba de Antígeno Prostático Específico (PSA) (por sus siglas en inglés). Es una proteína producida por la glándula prostática.

Esta es una prueba de sangre que mide la enzima PSA. Cuando la glándula de la próstata se agranda, los niveles de PSA en la sangre tienden a elevarse.

SUGERENCIAS PARA CONSERVAR SANA SU PRÓSTATA

  • Evite estar sentado más de dos horas seguidas. La congestión de las venas periprostáticas puede incrementar los síntomas urinarios.
  • No retenga durante mucho tiempo las ganas de orinar. La distensión excesiva de la vejiga dificulta mucho su vaciado en los hombres con síntomas al orinar.
  • Mantenga relaciones sexuales en forma periódica. La eyaculación favorece al vaciado de las glándulas de la próstata.
  • Realice ejercicios en forma regular
  • No abuse de cítricos y/o alimentos muy condimentados ya que pueden producir síntomas miccionales irritativos (orinar muchas veces y con urgencia).
  • No abuse del café o té. La cafeína y la teína son diuréticos que aumentan el número de veces que usted orina.
  • Siga una dieta baja en grasas animales y rica en fibras vegetales.
  • Consuma alimentos ricos en licopeno (antioxidante que se encuentra en la salsa de tomate, melón y pomelo rosado) ya que pueden reducir la aparición de cáncer de próstata.

Consuma pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (salmón, sardinas) al menos una vez por semana ya que no solo protege contra la aparición de enfermedades cardíacas sino también contra la aparición de cáncer de próstata.

CONSULTE A SU MÉDICO