19 de octubre: DIA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL CANCER DE MAMA

La Organización Mundial de la Salud declaró al 19 de octubre como
EL DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA.
En el año 2013 se implementó en Argentina el Programa Nacional de Control de Cáncer de Mama en el ámbito del Instituto Nacional del Cáncer (INC), cuyo principal objetivo consiste en reducir la morbimortalidad por Cáncer en todo el país aumentando el acceso de la población a información, prevención, métodos de diagnóstico y a los tratamientos actuales.
El cáncer de mama en Argentina
  • El cáncer de mama es la primera causa de muerte por en mujeres.
  • Se producen 5400 muertes por año por cáncer de mama.
  • La tasa de mortalidad por cáncer de mama en el país es de 20,1 cada 100.000 mujeres.
  • Se estima que se producirán 18.000 nuevos casos por año, lo cual representa el 17,8% del total de incidencia de cáncer en Argentina.

¿Qué sabemos sobre la prevención?

EL SEDENTARISMO, LA OBESIDAD Y LA COMIDA CON MUCHAS GRASAS Y AZÚCARES AUMENTAN EL RIESGO DE PADECER CÁNCER DE MAMA Y OTRAS ENFERMEDADES TAMBIÉN COMO LA DIABETES, OBESIDAD, INFARTO Y EL ATAQUE CEREBRAL O ACV.

Si bien no disponemos aún de métodos altamente eficaces para la prevención, se previene adoptando estilos de vida saludables:

  • Una dieta balanceada y rica en fibra y verduras,
  • Ejercicio regular moderado.
  • Evitar el exceso de alcoho.
  • Amamantar (lactancia materna).

Mitos que desinforman:

  • ¿Tener los pechos pequeños disminuye las chances de tener cáncer de mama?
    No, el tamaño de las mamas no tiene relación con la probabilidad de tener cáncer.
  • ¿El uso de anticonceptivos favorece su aparición?
    No hay una evidencia científica que demuestre que los anticonceptivos orales produzcan cáncer de mama en las mujeres que no tienen antecedentes familiares ni personales de cáncer.
  • ¿Los corpiños con aro dificultan la circulación sanguínea y linfática y esto puede provocar cáncer?
    No existe relación alguna entre la ropa interior y el riesgo de desarrollar la enfermedad.

La detección temprana

La detección precoz del cáncer de mama aporta grandes beneficios, ya que multiplica las posibilidades de curación y los tratamientos que recibirá la paciente serán más leves. Una mamografía de buena calidad y el examen de las mamas realizado por un médico entrenado son las herramientas más efectivas para detectarlo de forma precoz.

LA MAMOGRAFÍA

La mamografía es el estudio por imágenes más importante para el diagnóstico precoz del cáncer de mama. Por utilizar muy baja radiación es un estudio seguro más allá que se repita.

¿A qué edad, cada cuánto?

La edad y la frecuencia para realizar un estudio mamográfico las van a definir junto con el médico de confianza según el estado de salud, antecedentes familiares y preferencias personales. Por eso es importante visitar periódicamente al médico, ya sea el ginecólogo o el médico de familia, para que brinde un asesoramiento personalizado. En general se puede establecer que, a aquellas mujeres sanas, que nunca hayan padecido enfermedades en la mama ni tengan antecedentes familiares de primer grado (madre, hermana o hija con esta enfermedad) se les aconseje hacerse una mamografía cada dos años, especialmente entre los 50 y los 70 años

Si tiene antecedentes familiares de primer grado (como describimos antes) lo aconsejable es realizarse el estudio desde los 35 años. La MAMOGRAFIA como chequeo periódico, es decir sin síntomas, no es aconsejable antes de esa edad, excepto indicación precisa por presencia de nódulos o síntomas mamarios que, por la estructura de la mama, no se pueden ver bien y dan lugar a confusiones. Por supuesto se debe hacer cuando existe una indicación médica precisa por presencia de nódulos, secreción por el pezón u otros indicadores que el profesional considere relevantes.

CONSEJOS PARA LAS MUJERES QUE SE VAN A HACER UNA MAMOGRAFÍA

El mejor momento para realizar una mamografía es una semana después del período menstrual. Siempre que sea posible, se recomienda no programarla para la semana anterior al período, ya que las mamas están sensibles y es más difícil comprimirlas adecuadamente.

Es importante avisarle al técnico o médico que hace el estudio si existe la posibilidad de estar embarazada.

La preparación para el día del turno.

Para una mejor calidad de la imagen, el día del examen evitar utilizar desodorante, talco en polvo o loción en las axilas o en las mamas. En caso de tener síntomas o problemas en las mamas al momento de ir a hacerse la mamografía, es importante referírselo al técnico.  También avisarle acerca de la existencia de cicatrices de cirugías, lunares o verrugas de gran tamaño.

DUDAS SOBRE ALGUNAS SITUACIONES FRECUENTES

  • ¿Qué son las microcalcificaciones?
    Son depósitos diminutos de calcio en el tejido mamario que a menudo se observan en una mamografía. La mayoría de las veces no son un signo de cáncer, pero cuando presentan determinadas características, es mejor hacer una punción con una aguja para analizarla
  • ¿Si me indicaron una punción es porque tengo cáncer?
    NO. Que le hayan pedido una punción no significa que tenga cáncer. Significa que se ha encontrado una anormalidad y que se desconoce qué es. La punción se realiza con una aguja muy fina orientada por un equipo mamográfico especial, que obtiene una muestra para evaluar presencia de tejido maligno o canceroso.
    La mayor parte de las punciones mamarias suelen ser benignas
  • ¿Las punciones mamarias son peligrosas?
    No, estudios científicos han demostrado la seguridad de las punciones y no existe ninguna posibilidad de que se “siembre” el cáncer de mama.

EL AUTOEXAMEN o PALPACIÓN DE MAMA, ¿SIRVE?

Es un buen complemento, pero solo sirve para detectar bultos. Esto quiere decir que no necesariamente es cáncer lo que una mujer palpe en su mama.
Por otra parte, no palpar nada no significa que no exista un nódulo más pequeño que no lo puedas detectar.

En otras palabras: sólo sirve para que la mujer consulte rápido si palpa algo extraño o un bulto, pero no para determinar que sea cáncer.